Desenmarcando la Moda: Las señoritas de Avignon

En esta nueva sección vamos a analizar obras de arte desde el punto de vista de la moda y responder a preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿Por qué Quevedo llevaba unas gafas muy parecidas a las de John Lennon? ¿Qué se esconde debajo del tocado que lleva Nefertiti en su busto? Todo esto y mucho más lo responderemos en Desenmarcando la moda

Las señoritas de Avignon

Las señoritas de Avignon

Nos encontramos en una habitación mal amueblada en París, en 1907. Es un día nublado, como siempre en esta ciudad, pero hay una luz especial que ha inspirado a nuestro héroe, a pesar del frío que hace en la habitación y de las goteras, Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso, a sacar los pinceles, llamar a un par de amigas y comenzar a pintar. Es el comienzo de uno de sus más famosos cuadros, Las señoritas de Avignon.

-Venga chicas, un, dos, tres. ¡Posad!

-Pero, ¿así? ¿Sin un precalentamiento ni nada?

-Si, así. Todo espontáneo

-¿Y sin nada que nos tape? Por Dios, Pablo, ¿qué van a pensar de nosotras?

-Pues pensarán que sois unas putas. ¿Acaso no lo sois?

-Si, pero yo no quiero que en mi pueblo se enteren. Se creen que estoy sirviendo en una casa.

-¿No podemos ni siquiera taparnos un poco? Aunque sea con un chal…

-¿Y esos pudores repentinos? ¡Os ganáis la vida usando vuestro cuerpo!

-A ver, no es pudor, pero es que…

-¿Es que, qué? Si no es pudor, ¿qué es entonces? ¿Tienes frío? ¿O quieres salir con ese chal para realzar tu cuerpo?

-No, no es eso

-Pues algo de eso tiene que ser: pudor, protección o decoración, chicas. Esos son los tres motivos fundamentales por los que comenzamos a vestirnos. Estamos en 1907, y hasta 1930 no se va a hablar de este tema.

-¿Cómo sabes tú eso? ¡Seguro que te lo estás inventando!

-Porque soy muy listo. Un psicólogo llamado J.C. Flügel publicará un libro llamado Psicología del vestido y hablará de eso. Hablará de, como ya os he dicho, porqué comenzamos a vestirnos. Y la relación entre los tres motivos, a pesar de que dos de estos motivos se contradigan: el pudor y la decoración.

Así, mientras con la decoración el hombre lo que busca es embellecerse, resaltar sus formas y así atraer las miradas ajenas, el pudor busca exactamente lo contrario: ocultar las partes del cuerpo que mas vergüenza causan y de esta forma no exhibirse.

-Pero, ¿entonces, si vas te exhibes no puedes tener pudor? Porque yo voy siempre muy escotada, pero las piernas me da vergüenza enseñarlas.

-Es verdad, Pablo. Explícanos como es eso posible.

-Flügel también hablará de esto, de como parece imposible combinar satisfactoriamente estas dos razones, pero es a partir de esta combinación que vosotras, chicas, conseguís satisfacer estas tendencias tan contradictorias: el escondernos y el exhibirnos. Y esto solo se consigue a través de la ropa. Por eso, querida, cuando muestras tu pecho, pero escondes tus hermosas piernas, estás teniendo una respuesta de lo más natural a la tendencia más primitiva de exhibirse, frente a una tendencia más social de esconderte.

-Todo eso está muy bien, pero has hablado de la protección. Y todos sabemos que comenzamos a vestirnos para protegernos del frío, de la lluvia…

-Querida, existen datos de razas primitivas que no se visten, pero si decoran su piel…

-Entonces, ¿todo es por exhibirnos? ¿Comenzamos a vestirnos por decoración?

-Probablemente, nunca lo sabremos a ciencia cierta. Que cada una de vosotras piense lo que quiera, pero algo que si es seguro es que, como dirá Flügel, “Los tres motivos están tan ligados entre sí, que un cambio en uno de ellos implica casi inevitablemente cambios correspondientes en los otros dos

-¡Ohhh! ¡Qué interesante es todo, Pablo!

-Si quieres saber más, tendrás que esperar a 1930, que es cuando se publicará el libro. Y chicas, deberíais leerlo. Cambiará vuestra opinión sobre lo superficial de la ropa.

-Lo haremos, lo haremos.

-Bueno, basta de cháchara y ¡a posar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s