El asunto del collar

El asunto del collar

En nuestro último They got the look: María Antonieta, nombramos “El asunto del collar”. Hoy explicaremos este episodio de la Historia francesa que, según Napoleón, fue uno de los detonantes de la Revolución Francesa.

Esta estafa tuvo tres protagonistas, María Antonieta, que actuó como señuelo sin saberlo, el cardenal de Rohan, que fue el estafado y Jeanne Valois de La Motte, la estafadora. Todo comenzó por la ambición de la última. Jeanne era una mujer pobre con el apellido de una de las familias más poderosas de Francia. Pero el lujo y el poder hacía tiempo que se habían marchado, así que, con el propósito de recuperar todo aquello que, en realidad, nunca había tenido, Jeanne Valois urdió una estafa con ayuda de su marido, Nicolas. El estafado sería el cardenal de Rohan, el cual deseaba hacerse con el favor de la reina, fuera como fuese.

Tras una serie de tejemanejes a costa del cardenal, Jeanne consigue llegar a la corte real,  donde se hace un nombre por su elevado tren de vida. A pesar de esto, es absolutamente ignorada por la reina y su círculo. En realidad el matrimonio de La Motte seguía siendo pobre, pues toda su supuesta riqueza se basaba en el dinero sacado al cardenal, al cual prometían el favor real a cambio de grandes cantidades de dinero.

Para mantener las apariencias, Jeanne le dice al cardenal supuestos comentarios de María Antonieta, para que, de este modo, crea que realmente se está haciendo con el favor real. Su marido, que tiene el maravilloso don de imitar la caligrafía de la reina, le  escribe una carta, en la que le pide disculpas por no poder reunirse con él.

2

 El cardenal comienza a cansarse de la situación, por lo que Jeanne decide contratar a una prostituta con gran parecido físico a la reina para que se encuentre de noche con de Rohan. De esta forma, cualquier sospecha de estafa desaparece de la mente del cardenal.

Y con estos antecedentes, llegamos al famoso asunto. El collar, una creación de los joyeros Charles Boehmer y Marc Bassenge, un encargo del anterior rey Luis XV para su amante Madame du Barry, llevaba tiempo intentado ser vendido en varías cortes europeas, como la española, por dos millones de libras, pero, incluso María Antonieta tuvo que rechazar la compra del collar por su elevado precio.

Jeanne Valois decide comprar el collar, usando de nuevo el dinero del cardenal de Rohan. Consigue convencerle de que quien va a comprar el collar es en realidad la reina María Antonieta. Para evitar las murmuraciones, pues la reina se encontraba ya en una posición delicada, Jeanne persuade al cardenal para que sea él el que pague el collar. El dinero le sería devuelto en una serie de plazos. A pesar de las dudas iniciales, el cardenal acepta y compra el collar el 29 de enero de 1785. Este le será entregado, delante del cardenal, a un supuesto lacayo de la reina, que en realidad era otro cómplice de Jeanne.

El matrimonio de La Motte comprende que lo mejor es deshacer el collar y vender los diamantes a otros joyeros. Con el dinero que sacan, se marchan de París a Bar-sur-Aube. El cardenal se extraña de que la reina nunca luzca el collar, pero Jeanne le convence de que la reina prefiere que el rey no se entere de nada, hasta que el collar esté del todo pagado.

Cuando se acerca el momento de pagar el primer plazo del collar, Jeanne, temerosa de que se descubra toda la estafa, pide una rebaja a los joyeros. Estos, aprovechando una visita a la reina, le entregan una carta donde aceptan la rebaja. María Antonieta no entiende nada y destruye la carta.

A pesar de todo, Jeanne se da cuenta de que en algún momento todo se descubrirá, así que les escribe una carta a los joyeros contándoles todo. Les dice que la reina no les pagará el collar, pero que recurran al cardenal de Rohan, que él mismo podrá pagarles el collar.

Boehmer y Bassenge, desesperados, acuden al palacio real a reclamarle el collar a la reina, pues creen que es ella quien lo tiene. Inmediatamente se descubre toda la estafa. María Antonieta informa a su marido, el rey Luis XVI, de todo lo ocurrido, y le exige que detenga al cardenal. Este, que aún no sabe nada, es llamado al despacho real. Ahí contará su versión de los hechos, y, finalmente, se dará cuenta de que ha sido estafado.

ddddd

A pesar de las explicaciones de de Rohan, María Antonieta consigue que este sea encarcelado en la Bastilla. El asunto llega a juicio, y el cardenal será absuelto de todo, mientras Jeanne será detenida y condenada. Pocas semanas después consigue escapar de prisión y huye a Inglaterra.

1

En 1791, tras la Revolución Francesa, es invitada a volver a Francia, pero poco antes de hacerlo, se tira por la ventana de su hogar en Londres, tras un ataque de manía persecutoria. Dos años después, María Antonieta será guillotinada. El cardenal de Rohan, víctima de toda la estafa, será el único que fallezca de forma natural, en 1801.

Ilustraciones por María P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s