TRAS LA AGUJA: Jean Paul Gaultier

No hablamos de Jean Paul Gaultier esta semana simplemente por el hecho de que sea homosexual, básicamente porque diseñadores homosexuales hay miles, y simplemente por eso, lo podríamos haber cogido al azar. No hablamos de él porque su pareja, Menuge, que era además su socio y con el que estuvo durante más de 15 años, fuese una víctima reconocida en morir de SIDA. Tampoco hablamos de él en este Tras la Aguja porque haya creado ese icono de hombre hipersexuado, el famoso marinerito  que es constante en todas sus colecciones, sus imágenes o sus anuncios de colonias, que también se ha convertido en un icono de estética gay.

Jean Paul nace en un suburbio de París, Arcueil, el 24 de Abril 1952, hijo de dos contables franceses que lo único que querían de su hijo, era que se convirtiera en profesor de Español. Pese a todo, el diseñador siempre afirma que se siente agradecido por haber nacido en una familia donde era amado por sus padres.

En un principio, el sueño de nuestro diseñador de hoy, era convertirse en pastelero porque le encanta comer. Ese sueño que pronto cambió al de modisto, y creador, en parte por el miembro de su familia que más influencia tuvo en los primeros años de  su vida, su abuela materna, Marie Garrabe. La cual era esteticista y con la que pasaba las tardes viendo como transformaba a sus clientas gracias a sus manos.

El pequeño Jean Paul, acompañado por su abuela.

Jean Paul Gaultier habla de su abuela con verdadero afecto y cariño, decía que era una mujer tremendamente original y extraña y sobretodo liberal que le hizo entender desde bien pequeño la importancia del look, de la vestimenta como expresión Siempre la nombra como influencia, ya que gracias a ella descubrió los corsés y las fajas, todos esos elementos de ropa interior femenina que han sido constantes en sus colecciones y que ha sacado hacia el exterior.

Una anécdota que siempre cuenta de ella, es cuando estaban viendo Mira quien viene esta noche, protagonizada por Sidney Poitier, en el que un chico negro se va a casar con una chica blanca, y va a cenar a casa de sus padres para conocerlos. Jean Paul vio esta película por primera vez con su abuela, y recuerda que al terminar, le preguntó qué pasaría, si el decidiese casarse con una chica de color. Su abuela simplemente le contestó que si eso era lo que realmente él quería, que entonces sería una unión maravillosa.
Jean Paul Gaultier siempre dice que escuchar eso con los 12 años que tenía le dio una sensación de libertad y de opción tremenda.

Siempre tuvo un gran interés por el Arte y por cualquier demostración de expresión visual. Ya desde pequeño, planeaba, diseñaba y confeccionaba sus primeros diseños imposibles, y los materializaba sobre su osito de peluche. A los 7 años Jean Paul Gaultier ya diseñó su primer sujetador cónico. Del mismo estilo que fue luego llevado por Madonna en su tour Blond Ambition en el año 1990 y que se convirtió en todo un símbolo. Pero el primero de todos, lo hizo en su casa, sólo y exclusivamente para su oso. (Oso de peluche que por cierto, sigue conservando, y el cual en palabras del propio diseñador está en este estado: “The long-suffering bear is still in existence, but he’s a catastrophe now. You should see him: he needs silicone and Botox – the whole lot.”)

Después de mandar 27 de sus portfolios con miles de sus bocetos, a distintas casas de moda por todo Paris, finalmente su carrera en el mundo de la moda empezó el día de su 18 cumpleaños, cuando puso un pie en el taller de Pierre Cardin como asistente. Trabajar en esta marca fue un punto de inflexión en su carrera, y en su aprendizaje de costura, patronaje y todo el nivel técnico de una profesión como la de diseñador, también recuerda como trabajar con Cardin le hizo pensar que todo era posible de realizar, y que simplemente una idea era suficiente. “He was very much the showman. He used to say: ‘I want to see a collection for women who go to the moon.’ Always, there was an idea.” Solía decir esto de su primer mentor.

Después de Cardin, vino Patou, que no tuvo una influencia tan positiva ni tan creativa como la que tuvo Pierre Cardin en la mente de nuestro joven diseñador. El carácter demasiado BCBG, Be chic, Be genre, de la marca, que podría ser más o menos traducido como ‘preppy’ casi horrorizaba al diseñador Francés. “Everything was beige and gold and it was all so safe and old,” Recuerda de los diseños de la marca.

Los años de 1970 a 1975, fueron años de aprendizaje para Jean Paul, hasta que finalmente, en el año 1976 lanza su primera marca de Prêt-á-Porter y con ella su primera colección, apoyado por su siempre compañero de negocios y de su vida, Francis Menuge. Su primera colección estaba completamente autofinanciada, y usaba tejidos tan poco usuales y baratos como la rafia.

En 1984, con su colección de hombre de primavera verano, llamada ‘Et Dieu Créa L’Homme’ llega su primera gran revolución, cuando sube a la pasarela a hombres vestidos con falda.  Tiempo después, el diseñador explica su provocación de esta manera. “When I dressed men in skirts, it was because the point of view was again different. We would talk about the femininity of certain actors. Like women as sex objects, men could be sex objects. My provocation was justified. If men are valued for their power and their money, why should they not be for their power of seduction?”

¿Y después de eso? El resto es historia.
Jean Paul Gaultier es ante todo, un visionario, un provocador y creo que no exagero cuando le podemos dar la calificación de genio. El último gran diseñador Francés, tras la muerte del más que grande Yves Saint Laurent y mano a mano con Christian Lacroix. Desde sus primeras andaduras en una pasarela en los años 70, se le ha llamado y se le llamará siempre el ‘Enfant terrible’ de la Moda y eso ha sido porque nunca ha puesto limites a sus diseños, ni a sus ideas, ni ha dejado que nadie ni nada le parase. Su lema ha sido siempre “Haz lo que quieras” y todas sus colecciones han estado firmadas con su sello particular de rebeldía, inconformismo pero también de alegría y vitalidad.

Jean Paul Gaultier y su adorada Ambición rubia.

Muchos diseñadores son famosos por dar el paso entre la pasarela y todo lo demás, y Jean Paul Gaultier es también culpable de esto. No hace falta volver a recordar el despliegue de vestuario que diseñó para Madonna, de la cual además es íntimo amigo y reconoce que es la única mujer a la que le ha pedido la mano en matrimonio. Tres veces, para ser exacto, pero la reina del pop, le rechazó las tres.

También está bien recordar que ha hecho colaboraciones con otras estrellas de la música, o con directores. En España, es más que conocido por haber colaborado como diseñador de vestuario en varias películas de Pedro Almodóvar, entre ellas Kika, La Mala Educación y la Piel que habito. El director Español tiene en una gran estima al diseñador Francés, aunque el respeto y la admiración, es mutuo. “Los trajes de Jean Paul Gaultier son a la vez maravillosos y muy conceptuales. Casi nadie consigue unir ambos aspectos en una misma prenda.” Dice Almodóvar. “Almodóvar es una persona con un carácter único, pero también con una dicción visual muy precisa y específica.” Responde el diseñador.

Pedro Almodóvar, Victoria Abril y Jean Paul Gaultier, mostrando el vestuario de la película Kika.

 Si tuviésemos que escribir un manifiesto sobre sus inspiraciones, su vida y su trabajo, sería largo y extenso, pero sobretodo, sería variado. La diversidad siempre ha sido una constante en la vida profesional de este diseñador Francés. Ha subido a su pasarela a niños, a mujeres de mediana edad e incluso a una mujer de más de 70 años. Ha hecho desfilar con sus vestidos, a mujeres altas, bajas, rubias, morenas o pelirrojas. Delgadas y obesas. De piel de color o asiáticas. Es un claro ejemplo y una muestra de que para este diseñador la igualdad es una clave, y que esa igualdad que quiere conseguir, se consigue ante todo por la ropa.

Este manifiesto de Jean Paul Gaultier estaría plagado de rayas marineras, que se han convertido en su bandera absoluta. En su manera de mezclar tejidos contradictorios, como el tul y el cuero. De la igualdad de sexos, y en extensión de la igualdad de todas las personas. Estaría plagado de mestizaje, de esa pasión que siente por las diferentes culturas, pero también el arraigo que siente por sus tradiciones, y por Francia. Por Paris, que será siempre su casa y su inspiración constante. Estaría lleno de ropa unisex. De faldas para los hombres, ¡y tacones! Y también de sus archiconocidos sujetadores y corsés cónicos. En este manifiesto tendríamos que hacer una mención especial a como ha exteriorizado la ropa interior, ya que Jean Paul Gaultier es culpable de sacar la lencería a la calle, y de convertir corsés en vestidos y fajas en cinturones. Este manifiesto estaría plagado de vírgenes y de imaginería religiosa. De cine, de teatro y de videoclips. Pero, sobre todo, estaría lleno de Arte.

Varios diseños que fueron recogidos en la Exposición Universo de la Moda: De la calle a las estrellas, en la fundación Mapfre.

La vida profesional de nuestro diseñador de hoy ha sido polifacética, extensa y variada. Ha creado algo que es muy difícil que un diseñador pueda crear, que es un sello personal, ya que puedes ver un diseño suyo y saber que lo que tienes delante de tus ojos tiene la firma de Jean Paul Gaultier. Ha creado un universo con las cosas que más le gustan, y aunque nunca ha sido convencional y ha ido siempre un poco por libre, ha hecho que todo el mundo quiera llevar sus diseños. Desde gente joven hasta la clientela más selecta y adulta, de su Paris natal.

“Cuando quieres, puedes hacer. Lo más importante, es ser apasionado.”
Esta frase, dicha por la boca del propio diseñador, creo que define su actitud ante la vida y ante su trabajo. Jovial e incansable, Jean Paul Gaultier es un grande y un imprescindible al que puedes no entender, pero no puedes ignorar.

Fuente fotográfica:
Andrea G.
deyoung.famsf.org
fundacionmapfre.org
ottawalife.com

Un pensamiento en “TRAS LA AGUJA: Jean Paul Gaultier

  1. Pingback: Fin de la Semana del Orgullo Gay | triángulo magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s