Los Sans-Culotte

La moda durante nuestros días, lamentablemente, se ha convertido en algo superficial y prácticamente sin casi valores, mucha estética y una gran industria de marketing apoyándola por detrás, pero realmente salvo algunos casos en los que la Moda tome una causa, ha perdido un poco ciertos pesos que tenía en la autoridad.

Había veces, no pocas, que la Moda se convertía en arma política, y en método de subversión, y es de lo que vamos a hablar hoy, de ciertos hombre en la Revolución Francesa cuyos unos de sus primeros pasos para revolucionar fueron mediante sus prendas.

‘Sans-culotte’ se podría traducir al castellano como ‘sin calzones’. El termino está asociado con la moda de esa época, la del siglo XVIII, donde los miembros de las clases altas de la sociedad llevaban calzones, o mallas, como podéis recordar, en pleno apogeo y auge de la Moda a la francesa. Sin embargo, los miembros del Tercer Estado, es decir, el vulgo, la plebe; vestían con pantalones largos.

En una época de sociedad estamental, donde el lugar y la familia donde hubieses nacido determinaban tu existencia y tu vida, determinaban todo, la moda también entraba en ese círculo. Un mero campesino, un siervo, un labrador de una tierra que no era suya, no podía vestir a la moda de un gran o adinerado burgués, o de un miembro del clero o de la nobleza, y a estos mismos ni se les hubiese pasado por la cabeza copiar, o imitar la vestimenta de un miembro de lo más bajo de la pirámide social.

Esto es, hasta la llegada de los Sans-culotte, o bueno, de Revolución Francesa, la cual aboliendo el sistema absolutista que dominaba Francia acabó con la sociedad estamental y con ello también las restricciones en la vestimenta y dio pie a lo que conocemos ahora como la Gran Renuncia Masculina de la Moda.

Pero siguiendo con los Sans-culotte, la mayoría de los miembros que se acogieron a esta corriente, política pero un lado pero también que podríamos denominar de la vestimenta, era miembros de profesiones independientes, ya sean pequeños comerciantes, o artesanos como carpinteros o algunos de ellos sastres. Eran una parte importante de ese tercer estado, pero no se identificaban ni con las partes más pobres del mismo, ni con la burguesía adinerada.

El término era usado como algo bastante despectivo al principio, pero acabó como siendo un adjetivo de orgullo, llevando por aquellos identificados con el término de Sans-culotte con honor. Fueron además un elemento esencial en la Revolución Francesa ya que asistían a las principales asambleas, la Nacional, Constituyente y Administrativa como principal eje de la revolución. No sólo eso sino que además su presión y sus pensamientos altamente revolucionaros, junto con sus votos, fueron decisivos para que se llevase a Luis XVI a la guillotina.

Sans-culotte_0

También consta decir que formaban grupos de guerrillas a pesar que la mayoría eran trabajadores sin ningún tiempo de formación. Formaron una red radical de guerrillas urbanas, foco y clave del terror y de la completa erradicación de la nobleza y de la monarquía durante la primera época de la Revolución, eran por hablar en términos coloquiales, los que controlaban el cotarro.

Podéis pensar ahora que poco tenía que ver sus actos con la vestimenta, y en cierto modo podía ser así, pero lo que no puede ser negado es que la Revolución Francesa fue una revolución en muchas maneras, que trastocó la sociedad francesa como era hasta ese entonces y que desencadenó miles de otras revoluciones, como la de la vestimenta. Como hemos dicho antes, los Sans-culotte y esta revolución llevan a la Gran Renuncia Masculina, de la que hablaremos pronto con más información, y con ella, a la instauración casi inamovible durante cientos de años del traje de tres piezas burgués que ha sido, fue y probablemente siga siendo, el uniforme por excelencia del hombre a partir del siglo XIX.

Porque la Moda, ha estado vestida muchas veces de política, y de revolución.

fuente fotográfica: wikipedia
mtholyoke.edu

 

Un pensamiento en “Los Sans-Culotte

  1. Pingback: La revolución de la Moda (II): Liberté, Égalité, Fraternité | triángulo magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s