INTERSEXUADOS: Los Hijra

En Triángulo Magazine volvemos a retomar esta sección que teníamos un poco abandonada y de la cual sólo habíamos hecho la introducción. Como ya explicamos en su momento, en la sección llamada Intersexuados íbamos a explorar aquellas personas que de una manera física no se han sentido integrados dentro de los planos de género masculino o femenino.

Hablar de intersexualidad, de transgenerismo y de todo lo que se salga del espectro de género en el que estamos acostumbrados a movernos es complicado. El plano bi-género donde sólo el sexo masculino y femenino está contemplado es un paradigma de la cultura occidental que no siempre puede ser aplicado en otras culturas, dónde otros espectros o planos se han contemplado, aunque no con una mayor normalidad, si con una mayor frecuencia.

Esta sección trata de temas un poco complicados, concretos y de algún modo oscuros, pero pretendemos tratarlo de la mejor manera posible, siempre con la conveniente información a nuestra espalda y sobre todo el respeto y la precaución que esto tiene que ser tratado, intentando ante todas las cosas que nunca sea malinterpretado.

Así, nos parecía una buena idea empezar hablando de los Hijra. ‘Hijra’ es un término genérico usado especialmente en la India y en otras regiones del Asia Oriental que es usado para denominar a gente tanto transgénero  o transexual, y asociado a menudo con el ‘tercer sexo’.

Literalmente el término Hijra podría significar algo como hermafrodita, pero no todos los Hijras lo son. Hay Hijras que nacen como varones, mientras que hay otros que nacen como mujeres. Muchos de ellos, al alcanzar la pubertad ven su cuerpo transformado y acabando siendo intersexuados, es decir portadores de los dos sexos. Otros muchos son hombres que se sienten identificados como mujeres, y otros simplemente son considerados Hijras, es decir ni hombres ni mujeres, tanto por ellos mismos como por la sociedad.

Hay que hacer el inciso de como las mejoras sociales para con los Hijras están viéndose ampliadas poco a poco en los países del Asia Oriental, dándoles cada vez más derechos civiles y sociales, además de la reconocimiento legal de ser el Tercer Sexo, con una correspondiente buena identificación mediantes DNIs, o similares.

Aquellos Hijras que tengan un cuerpo completamente masculino, a la llegada a una de las comunidades de Hijra, puede someterse a un proceso de castración tradicional denominado ‘Nirwaan’ donde se les extirpa el pene y los testículos.
Lo habitual, por no decir el 100% de los casos, es que los Hijras, ya sean intersexuados o estén castrados, lleven ropa de mujer. Pueden, eso sí, comportarse y actuar como si fueran mujeres, así como que hablen de ellos mismos en el género femenino.

Muchas veces, a los Hijras se les acabo asociando como un ser casi divino, y no es algo raro ver a un Hijra oficiando ciertos rituales en un templo o incluso bendiciendo la tripa de una mujer embarazada, y a su hijo.

Y es que los Hijras, aunque pueden seguir múltiples credos o dioses, suelen estar asociados con el Dios/Diosa Ardhanarishvara, una forma andrógina resultado de la combinación del Dios Shiva con su consorte Paravati. Normalmente la imagen que lo representa es una imagen partida en dos, mitad mujer, Paravati y mitad hombre, Shiva. Por su relación con el concepto de transexualidad o transgenerismo, la imagen de Ardhanarishvara es muy admirada y venerada por algunos Hijra.

Algo curioso de los Hijra, además de su consideración como tercer sexo, hayan nacido como una persona intersexuada o tras haber pasado el proceso de castración tradicional de un Hijra es que muchos no se identifican con ninguna orientación sexual, y en muchas ocasiones acaban renunciando a ella. Muchos terminan acabando en el mundo de la prostitución para poder vivir y sostenerse de una manera básica, pero encuentran esos intercambios sexuales como simplemente un trabajo y no como algo de lo que realmente sientan satisfacción.

En la India, los Hijra viven en comunidades separadas del resto de la gente, normalmente en situaciones de marginalización y de estigmatización. Con la ayuda de grupos de ONGs y otros movimientos internacionales, además de la presencia cada vez más grande de Hijras que han alcanzado un cierto status social o político y de grupos internos que intentan la normalización de este grupo, tanto la palabra como la persona está perdiendo el carácter peyorativo de la misma, pero la realidad era que hasta hace poco, los Hijras estaban muy mal vistos dentro de la sociedad.

La existencia de los Hijra se contempla desde hace mucho tiempo atrás, siempre presente de alguna manera entre otros en la sociedad India, una forma de vida que de alguna manera se separa de la normalizada como hombres y mujeres. Una manera de concebir el cuerpo y la vida que poco a poco va teniendo sus adaptaciones sociales y legales. Como por ejemplo, que se les haya reconocido como tercer sexo en Bangladesh.

fuente fotográfica: fandor.com
globalvoicesonline.org
flickr.com
tumblr.com
souciant.com

Un pensamiento en “INTERSEXUADOS: Los Hijra

  1. Pingback: INTERSEXUADOS: Two Spirit | triángulo magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s