Los grandes olvidados de la moda

Karl Lagerfeld en Chanel, John Galliano en Christian Dior, Guesquière en Balenciaga y Tom Ford en Gucci. Cuatro de los diseñadores más famosos, incluso para el público medio, aquel que solo se entera de noticias de moda cuando son los desfiles y los ponen en las noticias. Todos sabemos quienes son y los relacionamos rápidamente con las casas de moda en las que trabajaron, excepto Lagerfeld, que sigue en Chanel. De estas firmas de moda sabemos quiénes las empezaron, como Coco Chanel o Cristóbal Balenciaga, y quiénes las ayudaron a resurgir de entre las cenizas. Pero antes de la llegada de ellos, ¿quiénes estuvieron? ¿Quiénes se encargaron de la dirección creativa de estas casas de moda?

Christian Dior

En 1957 Dior fallecía de un infarto. Sería un joven Yves Saint Laurent el que tomaría las riendas de la casa. Un año después, el servicio militar obligaría a Saint Laurent a dejar París, siendo sustituido por un diseñador que estaría al frente de la casa durante más de treinta años. Dirigió la firma Dior más tiempo del que el propio Christian Dior lo hizo. Y aún así hoy de quien se habla es de John Galliano, a veces incluso de Gianfranco Ferré, predecesor del gibraltareño. ¿De quién hablamos? De Marc Bohan, diseñador francés.

104833790-12c06a71-f737-46a0-a73c-5f17d2796c3a

Tras una aclamada primera colección, que miraba a los años 20, siendo el primero en echar la vista al pasado en busca de inspiración, Bohan se enfrentaba a un gran reto: enfocar la marca más hacia el prêt-à-porter, sabiendo que era el futuro, pero no su presente. La clientela de Christian Dior estaba más orientada a la Alta Costura, pero Bohan no podía ignorar que ésta ya había entrado en decadencia. Los años dorados de elegantes vestidos cosidos a mano, de clientas ricas estaban pasando. Por ello en 1966 viaja a Londres. Nada de lo que allí vio le impresionó lo suficiente como para enfocar la marca a un público más joven:

A couturier’s job is dressing a woman, making her elegant…Our client cannot wear [youthquake fashions] and look beautiful.

lofficiel_paris_march_1974__dior_3sm

Aún así, el poder de la juventud fue más grande que sus creencias, por lo que se ve obligado a adaptar estas tendencias juveniles a su público adulto. El resultado tuvo que ser bueno, pues sino no habría estado más de treinta años al frente de Christian Dior.

lofficiel_paris_march_1974__dior_2sm

Fue en los vestidos de fiesta donde más brilló, vistiendo a personalidades de la época, como Jacqueline Kennedy, Elizabeth Taylor, o Grace Kelly, una de sus más fieles clientas, con sus maravillosas creacionesnocturnas.

6a010536eecf37970c014e88655afe970d-800wi

En 1989 acabaría su relación con Dior, al ser reemplazado por el italiano Gianfranco Ferrè. En los pasillos de la moda se rumoreó que Bohan se enteró de la noticia al leerla en el periódico. Treinta años de trabajo, y eso es lo que te queda: una noticia en el periódico y el olvido general del público. ¡Ah! Y el vestido de novia de Carolina de Mónaco en su primera boda, con Philippe Junot

Chanel

dc42483b5f3ecdc50c5403d756e1d8aee09d06a41bd4b59c3f127d2619db42da

En 1983 Karl Lagerfeld se hace cargo de la marca creada por Coco Chanel más se setenta años antes. La diseñadora había fallecido en 1971, dejándonos un espacio de tiempo de doce años en los que nadie se acuerda del nombre del diseñador que estuvo en la casa. O mejor dicho, diseñadores. Primero fue Gaston Berthelot, diseñador en Christian Dior el encargado de continuar la línea de Coco Chanel, para ser sustituidos por los asistentes de Chanel Yvonne Dudel y Jean Cazaubon en 1978, encargados de la línea Couture, mientras Philippe Guibourge diseñaba la línea de prêt-à-porter. ¿El resultado? Sí, siguieron la línea de Chanel, pero sin ninguna innovación. Era lo mismo de siempre, y el público quería algo nuevo. Chanel ya no creaba tendencia, había caído en el mismo saco que otros diseñadores que no habían sabido adaptarse a los nuevos tiempos y demandas. Desde la directiva se intentó de todo, pero sólo fue con la llegada de Karl Lagerfeld que la firma de moda volvió al Olimpo de la moda, donde aún sigue, más de treinta años después.

Balenciaga

A diferencia de las dos marcas anteriores, que tuvieron que buscar a un sustituto tras el fallecimiento de su director creativo, y a la vez fundador de la marca, la firma de Balenciaga hacia tiempo que estaba cerrada. En 1968, Cristóbal Balenciaga decide retirarse y cerrar su firma. Cuatro años después fallecía. En 1986 la empresa Jacques Bogart S.A. adquiría los derechos de Balenciaga y creaba una línea prêt-à-porter, por lo que era necesario contratar a un diseñador. El elegido fue Michel Goma, que estuvo al frente del departamento creativo entre 1987 y 1992, cuando sería sustituido por Josephus Thimister.

Los años 80 fueron muy duros en la moda, y las colecciones de Goma, por mucho que el espíritu de Balenciaga quisiera estar presente, poco quedaba ya del diseñador vasco en las colecciones del nuevo creador. Su sucesor Josephus Thimister intentó revitalizar la casa, cosechando buenas críticas, pero la marca seguía sin despegar. Las licencias, que tanto daño habían hecho a otras marcas de moda, amenazaban con devorar a Balenciaga.

1350927369_tumblr_lxqltdecrk1qb4kwpo1_500

Al igual que a Marc Bohan hay una la leyenda urbana en torno a Thimister y su despido. Se dice que fue por la pésima elección de la música para el que sería su último desfile en Balenciaga. Dudamos que algo así tuviera en realidad relación con el despido del belga, pero lo que si es cierto es que su joven asistente de 26 años le sustituía en 1997. ¿Quién era el nuevo director creativo? Nicolas Guesquière, anterior diseñador del departamento de licencias de la marca. Y de ahí, es historia.

Gucci

gucci_9134_north_623x

Antes de la era de Tom Ford una “simple” directora de almacenes, los neoyorkinos Bergdorf Goodman, dirigió la italiana marca Gucci. Nos referimos a Dawn Mello, encargada del departamento creativo de la casa entre los años 1989 y 1994. Antes de su llegada, Gucci era una marca anclada en el pasado de los accesorios, dejando de lado la ropa, olvidada tiempo atrás en el fondo del armario. La americana la rescató, así como, al igual que en otras marcas había ocurrido, eliminó las licencias, redujo el número de tiendas, redecorando las que permanecieron abiertas e insufló de vida a la línea de ropa:

“I think ready-to-wear gives us an image. Without it, it`s hard to decide what Gucci is and who the customer is. (…) They`re primarily daytime clothes, inspired by the early days of Gucci, the `50s, when people dressed in a particular way-like the young Lauren Bacall, Slim Keith and Katharine Hepburn.”

¿La herencia de Dawn en Gucci? Dejar como sucesor a Tom Ford.

Fuente imágenes
The Fashion Spot
Dedicated Follower
Pinterest
Gahetna
Viste la calle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s