¡Niños, niños! ¡Farolillos, farolillos!

Empezamos nuestra semana dedicada al Otoño con un mito que explica su razón de ser, y lo terminamos con una festividad. Hay muchos ritos y festividades asociados al final del verano o el principio del invierno. Una de ellas es la festividad pagana y céltica Samhain, la cual ya mencionamos cuando hablamos de los Orígenes de Halloween.  Pero como ya hemos dicho, hay muchas festividades y ritos asociados con el Otoño, y hoy os vamos a hablar de uno en concreto, el día de San Martín o el Martinmas.

Esta tradición tiene dos significados de caracter histórico. Por un lado orientado hacia la agricultura, Martinmas anuncia el comienzo del invierno natural, y por otro lado coincide con el fin del otoño de “manera económica”, es decir, es el final de muchas cosechas así como la preparación de muchas matanzas, de ahí el dicho “A todo cerdo le llega su San Martín”.

Es una festividad más o menos común en toda Europa, pero quizá sea más conocida en la zona de la zona de Flandes y los Paises Bajos, aunque hay todo tipo de celebraciones asociadas al día de San Martín en muchos países como Bélgica, Alemania, Eslovaquia o incluso España.

Suele tener dos fechas típicas de celebración, el día 10 de Noviembre o el día 11 de Noviembre, en concreto en algunos paises las celebraciones de Martinmas comienzan el minuto onceavo de la hora onceava del día once del mes once, es decir el 11 de Noviembre a las 11:11.

En los Paises Bajos, donde quizá su celebración sea la más común junto con Alemania, la tradición es que los niños van visitando casa por casa portando unos farolillos de papel decorados a mano que están iluminados, y cantando una canción que puede ir variando por zona, país e incluso por época, pidiendo a cambio chucherías y caramelos. La más común. en su original neerlandés y con su traducción en castellano, es esta:

Sint-Maarten, Sint-Maarten
de koeien hebben staarten…
de meisjes hebben rokjes aan
daar komt sint-Martinus aan

(San Martín, San Martín
las vacas tienen cola…
las chicas llevan falda
ahí viene San Martín)

Es posible que por esta tradición de ir de puerta en puerta que se asocia el Martinmas con una posible fiesta antecesora a Halloween, pero sus orígenes no están nada claros igualmente.  Así mismo, y quizá por su nombre, festividad del día de San Martín, se le considera una festividad asociada al cristianismo. Este es un hecho que desmiente el antropólogo francés George Frazer en su aclamado y clásico libro comparativo de mitología y religión: La rama dorada: Un estudio sobre magia y religión. En su obra, señala el carácter claramente pagano de esta festividad.

fuente fotográfica: kimberton.org
kidsinprague.com

Un pensamiento en “¡Niños, niños! ¡Farolillos, farolillos!

  1. Pingback: Fin de la semana del otoño | triángulo magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s