INTERSEXUADOS: Muxe

Retomamos esta sección para seguir hablando de la gran diversidad dentro del plano de las identidades de género y del plano afectivo-sexual que hay por el mundo, hablando esta vez de los/las/lxs Muxe dentro de la población zapoteca en México.

Lxs Muxe son muchas veces descritos como el tercer género en esta región del istmo de Tehuantepec en la ciudad de Oaxaca en México. Esto nos hace automáticamente pensar en los Hijras de la India y de territorios cercanos, o incluso ciertas identidades de género fuera del espectro binario hombre/mujer que se dan en ciertas poblaciones de nativos americanos.

Aunque sea un poco complicado de constatar, es posible que la existencia de lxs Muxe se remonte antes de la llegada de los españoles a México, y que esta identidad de género tenga sus raíces en el indigenismo de la zona.

Es muy probable que el término Muxe provenga de la palabra española ‘mujer’ y que acabase degenerando en muxe por el tipo de pronunciación que tenía la palabra en la época, y posiblemente porque los españoles que llegasen a México como consecuencia del “descubrimiento” y la expansión por América, entendiese a los Muxe como mujeres o hombres travestidos de mujer.

En líneas generales, un Muxe es aquella persona nacida biológicamente como hombre (con atributos típicamente masculinos) pero que se viste con un atuendo típicamente femenino y asume roles y actividades normalmente asociados con la mujer. Los Muxe no sólo se visten como mujeres, sino que también suelen hacer actividades o trabajos solo asociados de manera tradicional con la mujer como limpiar o cocinar, y muchos de ellos se pueden dedicar a la peluquería en las regiones donde viven.

Muchas veces son leídos como mujeres transexuales, pero esto a parte de una visión bastante etnocéntrica no es así porque los Muxe no se someten a ningún cambio corporal como si lo hacen aquellas mujeres transexuales que han seguido el camino de la biomedicina. Para los Muxe, y en general para las sociedades donde viven, no es “pasar por una mujer” como “tiene que hacer” una mujer transexual en una sociedad occidental moderna. Es simplemente que dentro de su conjunto cultura, son físicamente o anatómicamente hombres pero que tienen una vestimenta femenina y que pueden adoptar roles y actividades que son femeninos a su vez.

Como siempre suelo decir cuando escribo este tipo de artículos, hay que tener mucho cuidados con ciertas lecturas y traer identidades y realidades que no tienen porqué encajar dentro del fenómeno cultural que vemos o estudiamos.

Aunque están tratados como tercer género ya que los propios Muxe dicen que no son “ni hombres ni mujeres, sólo Muxe”, es muy común también que la palabra Muxe se use como sinónimo de homosexual masculino. Y de hecho, es igual de común que los propios Muxe incluso dentro de una identidad fuera de hombre/mujer se autodenominen como homosexual. Así es común la consideración que los Muxe son hombres homosexuales vestidos de mujeres que tienen relaciones más o menos esporádicas con otros hombres (normalmente heterosexuales).

Esto nos puede dar una visión de que también, para muchos Muxe, asimilar esta condición puede ser una manera para que su transición y su “salida del armario” sea menos conflictiva que si lo hacen identificándose como hombres. Que un Muxe sea homosexual, o que mantenga relaciones más o menos esporádicas, más o menos largas, con un hombre es algo no sólo normal y bien visto, sino casi tradicional. Es también algo común que muchos hombres tenga su primera experiencia sexual con un Muxe, y también lamentablemente, es común que muchos Muxe acaben ejerciendo la prostitución, como hacían los Hijra.

Es común así que tengan relaciones con hombres, muchísimo menos habitual que tengan algún tipo de relación intima o sexual con una mujer, y de ninguna manera es visto bien o es usual que tengan relaciones con otros Muxes.

Igual que pasa con algunos Hijra en la India, es normal que los Muxe no sean estigmatizados y puedan incluso llegar a tener algún puesto de prestigio dentro de su comunidad o que poco a poco empiecen a tenerlo. Muchos de ellos afirman no sufrir discriminación ni “transfobia”, probablemente porque sea un elemento fuertemente arraigado culturalmente en estas comunidades que está visto como algo que simplemente ocurre.

fuente fotográfica: losarchivosdelviento.org
noticiasnet.mex
sdpnoticias.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s