Andy Warhol and The Factory

Dicen que cuando llegas a un sitio nuevo, nadie te conoce. Unos lo hacen cambiando de identidad,  otros de aspecto y otros, como Andy, ambas cosas. Nacido en Pittsburgh en 1928 bajo el nombre de Andrew Warhola, tuvo un papel muy importante en el nacimiento y desarrollo del Pop Art.

En 1949 se trasladó a Nueva York, donde comenzó una exitosa carrera como ilustrador para revistas como Harper’s Bazaar y también para publicidad. Durante los 50 ganó cierta reputación por sus caprichosos dibujos para unos anuncios a tinta. Su características principales eran que bastante sueltos y emborronados, dibujados a tinta. Con la difusión de las nuevas tecnologías del vinilo y la alta fidelidad, las empresas discográficas se encontraron en un contexto comercial completamente nuevo que no tardarían en explotar. RCA contrató a Warhol y a Sid Maurer, entre otros artistas freelance, para el departamento de diseño de portadas de discos, cartelería y material promocional.

96de4eda0dfc8aacdb64e763b2d5d184

Ilustraciones de moda de Andy Warhol.

Poco a poco, Warhol comenzó a adquirir notoriedad mundial por su trabajos en pintura, así como cine de vanguardia y literatura, notoriedad que vino respaldada por una hábil relación con los medios y por su rol como gurú de la modernidad.

 Y así, en 1963 Warhol creó un espacio multidisciplinar, hogar para todo tipo de personajes, y paraíso soñado para muchos artistas de hoy en día. Situado en la quinta planta del número 231 de la calle 47 Este en  Manhattan, se encontraba The Factory.

El estudio original aún se conoce como Silver Factory, ya que las paredes estaban recubiertas de papel de estaño, espejos rotos y pintura plateada, una decoración que Warhol a menudo completaba con globos del mismo color. El color plateado representaba tanto la decadencia de ese mundo como el proto-glam de los años 1960. El decorador del estudio fue Billy Name, un amigo de Warhol que también trabajó como fotógrafo para la Factory. Tras visitar el apartamento de Name, decorado de la misma manera, Warhol se enamoró de la idea y le pidió que hiciera lo mismo para su recién alquilado estudio. Billy Name dio su estilo a la Factory, combinando la estructura industrial del estudio sin amueblar, con el color plata brillante.

Andy Warhol Factory people filming

Andy Warhol filmando en The Factory.

La Factory era conocida por sus escandalosas fiestas, además de estar  frecuentada por modernos con pretensiones artísticas, bohemios excéntricos y consumidores de drogas. Entre ellos, Warhol elegía a las llamadas “Warhol Superstars”, a las que promocionaba durante cierto tiempo hasta que nombraba a la siguiente, llevando así a la su famosa frase que aseguraba que “todo el mundo tendría sus quince minutos de fama”.

Cuando Warhol ya era famoso,  trabajaba sin parar en sus cuadros. Eran en su mayoría serigrafías y litografías fabricadas en serie,  de la misma manera que las grandes empresas capitalistas fabricaban productos de consumo. Para poder seguir con este ritmo de trabajo reunió a su alrededor a una cuadrilla de músicos, librepensadores, estrellas porno, drogadictos y  drag-queens,  que le ayudarían a elaborar sus cuadros, actuarían en sus películas y crearían el ambiente que convirtió a la Factory en una leyenda.

planes-fin-semana-andy-warhol-factory-llegan-coruna-mano-atlantica-centro-arte_4_1547034

Warhol realizando una de sus serigrafías con ayuda de uno de los asiduos a The Factory.

En palabras de John Cale en 2002: “No se llamaba The Factory gratuitamente, allí era donde se producían en cadena las serigrafías de Warhol. Mientras alguien estaba haciendo una serigrafía, otra persona estaba rodando una película. Cada día ocurría algo nuevo.”

Bob-Dylan-with-a-Double-Elvis-screen-print-by-Andy-Warhol-The-Silver-Factory-231-East-47th-street-New-York-1965-photo-Nat-Finkelstein-800x544

Bob Dylan observa una serigrafía de Elvis en The Factory.

La Factory también se convirtió en el  lugar de encuentro de músicos como Lou Reed, Bob Dylan, Brian Jones o Mick Jagger. Allí, bajo el padrinazgo de Warhol se crea “The Velvet Underground”;un grupo de músicos poetas entre los que estaban John Cale y Lou Reed, y junto a ellos, una mujer fascinante, Nico. Tocaban asiduamente en las fiestas del estudio. Warhol fue productor de su álbum de debut The Velvet Underground and Nico, y también les diseñó su archiconocida portada,  que consistía en  un solitario plátano que ocupa todo el espacio blanco del encarte con su enorme firma al pie.

También incorporó a The Velvet Underground en el proyecto Exploding Plastic Inevitable, un espectáculo que combinaba arte, rock, películas rodadas por Warhol y bailarines de diversos tipos, incluyendo también una parte en que se recreaba la imaginería sadomasoquista.

Lou-Reed-The-Velvet-Underground

Warhol junto a The Velvet Underground & Nico.

Para hacer sus películas, Warhol creó en la Factory un ambiente muy permisivo, y en ella se celebraron desde bodas entre drag-queens hasta espectáculos porno. El amor libre era frecuente en el estudio en una época, los años 60, en que las costumbres sexuales estaban cambiando y se estaban haciendo más abiertas. Esta atmósfera de libertad sexual era fomentada por el propio Warhol, y la utilizó para rodar las relaciones sexuales de sus amigos e incluirlas en sus películas, como en el caso de los films Couch y Blow Job.

Warhol posando con los personajes que formaban The Factory.

Por la Factory pasaron muchas celebridades de las artes como Truman Capote, Salvador Dalí, Fernando Arrabal o John Giorno. Entre los asiduos a la Factory también había famosos drag-queens como Holly Woodlawn y Jackie Curtis y transexuales como Candy Darling, quienes actuaban frecuentemente en sus películas y espectáculo. Pero los personajes  más representativos fueron ellos:

  • Nico: Fue una cantautora, modeloy actriz alemana que colaboró con The Velvet Underground para más tarde iniciar su carrera en solitario con el disco Chelsea Girl, cuyo título estaba basado en Chelsea Girls, una película de Warhol y Paul Morrissey que ella misma protagonizó.
  • Edie Sedgwick: Actriz y modelo proveniente de una influyente familia de la burguesía estadounidense, se convirtió en musa de las películas de Warhol hacia 1965. Célebre también por haber mantenido una relación con Bob Dylan y por ser la inspiradora de canciones como I Want You, su adicción a las drogas le llevó a la muerte por sobredosis en 1971.
  • Anita Pallenberg: Era una de las más célebres modelos del Swinging London además de uno de los personajes habituales de la Factory.
  • Candy Darling: Fue una actriz transexual que protagonizó varias de las películas de Morrissey. Murió a consecuencia de la leucemia en 1974 y su foto en el lecho de muerte fue utilizada por Antony and the Johnsons para la portada de su disco I Am a Bird Now.

“Era como si la Factory se hubiese construido en una gran cámara estenopeica: entrabas, te exponías y te revelabas”. Así definía Billy Name, uno de los asiduos de la Factoría de Warhol, lo que ocurría entre aquellas cuatro paredes que, más que un taller artístico, representó una forma de vida.

Andy Warhol The Silver Factory 60's (5)

Una noche cualquiera en The Factory.

En 1968, Warhol recibe una serie de disparos por parte de una de las superestrellas que él mismo creó. Valerie Solanas tuvo discrepancias con Warhol y decidió que disparar era la forma de resolverlas. A partir de este momento, el curso de la Factory cambiaría para siempre y pasaría de ser el sitio para todo a ser un estudio más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s